Aceite de oliva, el mejor compuesto químico natural

Aceite de oliva, el mejor compuesto químico natural

En los últimos años, diversos estudios científicos han comprobado todas las cualidades nutricionales que posee el aceite de oliva, a su vez han confirmado que su consumo puede influir de manera positiva en la prevención de diversas lesiones cardiovasculares, como por ejemplo: la aterosclerosis e hipertensión, por estas y muchas razones más lo consideran oro líquido. Su composición química está hecha a base de omega 3 y omega 9, que provee una conexión en el organismo capaz de ayudar en aquellas situaciones donde el colesterol en altos niveles es un factor de riesgo para el individuo.

Dentro de los beneficios a la salud, que tiene integrar el aceite de oliva a tu dieta habitual, se destacan:

  1. Previene las enfermedades a nivel cardiovascular: Todos los ácidos grasos que se encuentran dentro del aceite de oliva virgen, contribuyen a la disminución del colesterol “malo” LDL, entre ellos quien posee mayor acción es el ácido oleico, como principal compuesto químico protector. Mientras que al mismo tiempo tienen la capacidad de aumentar las concentraciones de colesterol HDL, esta condición permite aumentar la vasodilatación arterial, disminuyendo la presión arterial y mejorando el sistema circulatorio.
  2. Favorece la condición digestiva: Este aceite permite la reducción de la secreción ácido gástrico, mientras que al mismo tiempo protege frente a diversas enfermedades gastrointestinales, lo que ayuda a reducir los episodios de estreñimiento, debido a que tiene un leve efecto laxante y mejora la absorción intestinal de todos los nutrientes, todo ello gracias a las estructuras químicas que favorecen la permeabilidad de este producto.
  3. Disminuye las complicaciones en pacientes con DM II: Habitualmente los pacientes que sufren de Diabetes Mellitus II cursan posee un peso elevado, o acostumbran a consumir alimentos llenos de grasa saturada que genera obesidad y sobrepeso, lo que empeora todos los síntomas de esta enfermedad, por ello integrar el aceite de oliva en la dieta es una de las recomendaciones nutricionales para personas diagnosticadas, para ello invitan a seguir una dieta mediterránea priorizando la ingesta de ácidos grasos monoinsaturados, predominando el ácido oleico.
  4. Facilita la mineralización de los huesos: Por ello es ideal integrar el aceite de oliva en la dieta de los niños, sobre todo durante la etapa escolar que se sufren muchos cambios proporcionados por el constante crecimiento, mientras que durante la etapa adulta funciona para limitar la pérdida de calcio consumido, un signo clásico de envejecimiento y principal factor de riesgo para patologías graves como la osteoporosis.
  5. Protector frente al estrés oxidativo: El aceite de oliva posee una gran cantidad de compuestos con poder antioxidantes fenólicos, como por ejemplo la vitamina E.
  6. Favorece la longevidad: Sus múltiples beneficios proporcionados por las excelentes moléculas que lo conforman, disminuyen el número de muertes provocadas por enfermedades cardiovasculares o cáncer, estos resultados se han obtenido en diversos estudios científicos que han demostrado una excelente incidencia dentro de varios tipos de cáncer, esto se da en los principales países consumidores de aceite de oliva si se compara con países ubicados al norte de Europa o Estados Unidos.